A principios de esta semana, los Demócratas de la Cámara mantuvieron su promesa hecha desde el comienzo del 116 ° Congreso y aprobaron una solución legislativa para proteger a los Dreamers (Soñadores): niños traídos ilegalmente a Estados Unidos sin culpa propia. La legislación también prevé la protección del estatus migratorio a personas con estado de protección temporal (TPS) y salida forzada diferida (DED) que huyeron de la violencia o desastres naturales en su país de origen. Y dado que estos grupos de  inmigrantes han tenido sus vidas en el caos debido al completo e inmoral cambio de opinión de Donald Trump para terminar con estos programas, H.R. 6 proporcionaría un camino para obtener la ciudadanía estadounidense a estos inmigrantes que trabajan, que pagan impuestos y que sirven en el Ejército y que llaman a los Estados Unidos su hogar.

La propuesta American Dream and Promise Act (Sueño y Promesa de Estados Unidos) está pendiente de consideración por parte del Senado de Estados Unidos. El Caucus Hispano de Demócratas en el Extranjero insta a todos los estadounidenses en el extranjero a: 1) comunicarse con sus dos senadores para apoyar H.R. 6 y para exigir una votación sobre esta legislación atrasada, y, 2) si representado por uno de los 230 demócratas o 7 republicanos que votaron para aprobar el H.R. 6, a contactarlos con un mensaje de agradecimiento por estar en el lado correcto de la historia estadounidense.

Después de la votación de la Cámara, cientos de asistentes en la galería de la Casa irrumpieron en un estruendoso aplauso. Julia Bryan, Presidenta Internacional de Demócratas en el Extranjero, declaró: “Estoy encantada de que la Cámara haya aprobado esta importante ley, apoyando a un grupo de jóvenes adultos a los que debemos sentirnos orgullosos de dar la bienvenida a Estados Unidos como ciudadanos. Insto al Senado a llegar a trabajar y a hacer lo mismo. Los Demócratas en el Extranjero apoyamos a los Dreamers, y continuaremos luchando por una reforma migratoria sensata que acoja a los inmigrantes de la forma en que muchos de nosotros hemos sido acogidos en los países en los que vivimos en todo el mundo.”

Ya hemos visto a esta desvergonzada administración separar familias, enviando inmigrantes indocumentados a países donde a menudo no tienen familiares ni apoyo, no están familiarizados con el idioma local, y se enfrentan a intentos para suprimir libertades tales como la libertad de expresión. Después de años de los Congresos Republicanos que no hacer nada, nuestros legisladores Demócratas electos tomaron medidas decisivas para proteger a los Dreamers y a otros grupos inmigrantes vulnerables que han sido constantemente amenazados con la deportación a países en los que simplemente tienen una conexión limitada o nula.

H.R. 6 no se trata solo de los Dreamers ni de una persona en particular; esto es sobre cuál es la posición de nuestro país para acoger y proteger a los inmigrantes vulnerables que han abrazado nuestra cultura y que han llegado a amar a los Estados Unidos. Con el voto de esta semana sobre H.R. 6, los Demócratas de la Cámara han demostrado su apoyo a los valores simbolizados por la Estatua de la Libertad, que desde hace años ha acogido a grupos de inmigrantes que huyen de países donde atrocidades inhumanas han ocurrido.

El Senado de mayoría Republicana ahora deberá escuchar a la gran mayoría de los estadounidenses que piden la protección inmediata de los miembros de servicio de los Estados Unidos, maestros, médicos y otros inmigrantes en nuestras comunidades, y llevar la propuesta American Dream and Promise Act a votación.